Herramientas de usuario

Herramientas del sitio


masterclass:la_historia_de_un_reto

Fase II: Clase Magistral / Masterclass: La Historia de un Reto


¿Dónde están las historias?


Improvisando un cuento de navidad

Había pasado año y medio desde el estreno de Máscaras y el interés por hacer más proyectos no decaía. En realidad, cada vez que nos encontrábamos los protas nos presionaban para hacer otro corto.

Por otro lado, desde hace ya unos cuantos años, grabamos pequeñas historias con algún guiño simpático para felicitar el año nuevo así que pensamos: ¿Y por qué no lo hacems con el equipo de Máscaras?

Casi sin tiempo nos fuimos a un “chino” a ver si encontrábamos algún atrezo que nos inspirara y nos parecieron muy apropiadas unas “máscaras” (que es el título de la película) de Papá Noel y unos “calcetín(e)s” (que es el título del corto). En realidad no teníamos historia, pero marcamos un día en la agenda y nos reunimos una fría mañana de diciembre en Lamastelle.

Lo que sí teníamos, además de las máscaras y los calcetines que compramos, era un espacio inspirador (a pesar del frío) y la experiencia de haber trabajado juntos en el Proxecto Máscaras.

Tenía que ser una historia navideña, no muy larga y con un toque pícaro, así que nos pusimos en plan creativo siguiendo las indicaciones del director.

Y este fue el resultado


Una larga mañana de disciplina de actores :-)



Pero es que un día, cinco años antes...


Como cada año, Eva, Manolo, Amparo, Miguel y Mireya tenían que elegir una actividad de ocio, y lo de hacer un corto se salía de lo habitual.

Pero no sabían lo que les esperaba: nervios, esfuerzo, risas, camaradería… Porque mientras aprendían, ensayaban y rodaban su corto, estaban siendo actores de su vida y de su película: Máscaras

La Historia de un Reto


El equipo… y uno más


Felicitaciones incluso desde New York




La trastienda del cine


Ensayo y error

Meses de trabajo que no supusiera una intromisión en las realidades del grupo, pero que al mismo tiempo fuera capaz de calar en ellos hasta el punto de que asumieran la responsabilidad de sacar adelante su trabajo. Prueba y error, el cambio constante para adecuar nuestras realidades y poder construir finalmente esa ficción.

“Repetimos…” fue la palabra más utilizada durante el rodaje de Calcetin(e)s, se equivocaban y volvían a intentarlo hasta conseguirlo:



Aprendiendo disciplina

Todos vivieron todo el proceso, comprendiendo, y sin protestar, cada una de las tomas, de los cambios, de los ensayos. Improvisando cuando era necesario, criticando lo que no estaba claro…

A pesar de la puesta en común y el repaso individual, de las instrucciones en equipo, y de los refuerzos, se hizo evidente que el guión tenía vida propia. Incluso la habitual locuacidad de Manolo, el protagonista principal de “Calcetín(e)s”, se convertía en austeridad comunicativa tras la palabra acción, poniendo a prueba la paciencia de todos y desbordando con su carisma. Entre toma y toma nos felicitábamos y seguíamos ensayando:


Concentración, despistes y ensayos

Muchos meses de trabajo duro y aprendizaje intenso. Las perlas que fueron apareciendo en el proceso de edición merecían una referencia especial. Tan pronto como superamos el “ellos” y “nosotros” para formar equipo, la personalidad de cada uno se fue desplegando en todo su esplendor.

Tres (breves) magníficos momentos de Manolo, el protagonista de Calcetin(e)s. Se ve la capacidad de concentración y… los despistes que hubo que ir arreglando.

La primera vez que Miguel se vio en pantalla, apenas empezando su historia tras las cámaras, echó las manos a la cabeza. Cuando tocó estudiar el guión, lo procesaba todo pero había que empujarlo, como si lo suyo fuera dirigir en vez de actuar. Pero se fue animando y cuando hicieron su corto se comía la pantalla.


Queriendo ayudar

Tener afán de colaboración es muy positivo, pero a veces la ayuda no es necesaria. Eso es lo que Manolo intenta explicarle a Amparo cuando ella se arrecia en avisar a un compañero ciego, provisto de bastón, de la presencia de unos palés.


Anticipándose al éxito

El primer teaser les provoca comentarios, risas y discusiones. Pero… ¡se gustan!


La historia del director


Un día me preguntaron si podría hacer un corto, y yo dije: “Puede, pero quiero la historia del cómo”. Máscaras nació con título mucho antes de ser una realidad. Nunca fue un proceso arbitrario, había algo que contar independientemente de su resultado. Para los protagonistas principales, Eva, Manolo, Mireya, Miguel y Eva, también suponía un reto, pero ese reto necesitaba ser pautado para que, a partir de ahí, surgiera algo complicado: un proceso natural.

El proceso duró casi 3 años, y durante todo ese tiempo había que medir los elementos del planteamiento y su desarrollo. No era una simple cuestión de cómo situar las cámaras: debía respetar la manera en la que los protagonistas afrontarían lo que tenía que ser su historia.

Sumaron más 200 horas de grabación. Jamás me he preocupado de contabilizarlas, simplemente era necesario asegurar que, en la medida de lo posible, iba a poder capturar la historia, sobre todo por respeto a los protagonistas pero también para que Máscaras fuera la película que tenía que ser: La historia de un Reto.

El resultado fue una sorpresa para todos, porque nadie podía saber qué sucedería cuando arrancamos la primera sesión un, ya lejano, 18 de octubre de 2010. Los 90 minutos no sirven para recogerlo todo, pero sí para poder explicar en pantalla en qué punto un grupo de personas, con sus distintas capacidades, pueden asumir como suya la responsabilidad de sacar algo adelante: hacer suyo el reto.

Lo realmente cierto es que durante meses mi verdadera ilusión era poder contar ese éxito. Y eso es, en el fondo, Máscaras.


Discusión

Escribe el comentario. Se permite la sintaxis wiki:
H W᠎ B S H
 
masterclass/la_historia_de_un_reto.txt · Última modificación: 2017/02/16 12:24 por isabel